Ante el cierre de los colegios por la pandemia del coronavirus, la joven asumió el rol de profesora y decidió darles clases a sus vecinos en una pequeña calle de Atmidah (pueblo ubicado en el norte de Egipto), informó Reuters.

“Pensé que en lugar de hacer que jugaran en la calle todo el día podía enseñarles diferentes materias. Me despierto todas las mañanas, rezo y llamo a los niños para comenzar las lecciones”, manifestó Khouly.

La agencia de noticias, de igual manera, señaló que la niña de 12 años daba las clases con un viejo cuaderno en el comienzo de la emergencia sanitaria. No obstante, indicó que una empresa local le donó un tablero acrílico.

Pese a que todavía es muy joven y que tenía muchas dudas al principio, Khouly aseguró en ese mismo medio que sueña con ser profesora de matemáticas cuando sea grande, ya que descubrió que le apasiona mucho enseñar.

“Una vez cerradas las escuelas, Reem comenzó a enseñarnos para que no olvidáramos lo que habíamos aprendido en el colegio. Amo a Miss Reem porque realmente entiendo los temas que me enseña”, afirmó Mohamed Abdel Moneim, niño que asiste a las clases, en Reuters.

La agencia de noticias británica, por último, indicó que la joven tiene en la actualidad cerca de 30 pequeños estudiantes por día, a los cuales les enseña principalmente matemáticas, religión e inglés.