De acuerdo con el portal El Español, Adaia, de 24 años, conoció a quien fue su pareja, un hombre de 42 años y que vive en Barcelona, en una página web de citas y desde el primer momento se gustaron y se enamoraron.

Tiempo después, el mal carácter de la mujer empezó a generar constantes problemas en la relación. De un momento a otro le daban ataques de ira y era violenta cuando discutían. Por ello, el hombre, que no fue identificado por el portal, decidió terminar la relación.

Sin embargo, López Esteve le pidió una segunda oportunidad y prometió cambiar. El catalán enamorado accedió, pero pronto volverían las discusiones y la violencia de la joven. Así que tiempo después decidió cortar la relación de forma definitiva, explica el medio español.

Adaia López Esteve abandonó la casa cuando su pareja le dijo que no quería seguir con ella, pero minutos después regresó pidiendo una última oportunidad. Como su novio le dijo que no, que era definitivo, le dijo que le diera un último beso, detalla El Español.

El sujeto accedió y, de inmediato, la joven lo mordió tan fuerte que le arrancó la lengua. Esta quedó en la boca de Adaia, que luego la escupió y se fue, dejando a su ex desangrándose. Afortunadamente para él, el vecino escuchó los gritos de dolor y llamó a una ambulancia, indica ese portal.

La mujer fue arrestada días después, se negó a declarar en aquel momento y fue puesta en libertad con cargos, pero ahora deberá enfrentar el juicio. Se defenderá porque, según ella, el hombre la sometió a todo tipo de vejaciones y abusos, muy contrario a la acusación presentada por la fiscalía.

He sufrido malos tratos por un hombre de casi 20 años más que yo. Me violaba y yo ya no quería estar con él, me amenazaba e incluso drogaba. Tengo 24 el 40 y algo, era mi profesor. Me amenazaba para que estuviera con él y sabía que lo que más valoraba era la libertad y me decía que si no estaba con él me encerraba como hizo mi madre”, cita El Español.