Exactamente los médicos le diagnosticaron malformaciones arteriovenosas de la columna vertebral (AVM, por sus siglas en inglés), enfermedad causada por “una maraña de vasos sanguíneos en o cerca de la columna vertebral”, publica el diario The Sun.

“Mi novio y yo somos realmente grandes fanáticos de la WWE, así que nos quedamos hasta tarde para verlo… A las 3:30 a.m. decidí irme a la cama, pero mis piernas se sentían un poco adormecidas… Fue cuando traté de levantarme que me di cuenta de que no podía moverlas en absoluto. Estallé en lágrimas, estaba histérica”, explicó Overton al mismo medio.

El novio la calmó y llamaron al número de emergencias para que la atendieran. Una ambulancia llegó en pocos minutos y la trasladaron al hospital universitario Hull Royal Infirmary. Luego fue remitida al hospital de Pinderfields, donde le diagnosticaron su rara enfermedad, detalla el rotativo inglés.

El informe médico también señaló que la enfermedad había estado presente en su cuerpo desde hace varios años, pero que no fue hasta ese día que le diagnosticaron correctamente el trastorno.

Desde los 12 años Emily Overton empezó a sufrir constantes dolores en sus rodillas. Incluso, explicó que tuvo hacer fisioterapia durante muchos años y que sus rodillas habían “empeorado lentamente en las semanas previas a la noche de julio de 2018”, indica The Sun.

“Lo que realmente me rompe el corazón es que nunca podré volver a caminar… Tan pronto como los médicos me dijeron que estaba paralizada, me desmoroné. No fue bueno, realmente no podía creerlo”, añadió la mujer en ese medio.

Emily, ahora, aspira a competir en los Juegos Paralímpicos de 2024, luego de descubrir su talento con la puntería y para disparar. Además, los médicos le dijeron que hay esperanzas de que aún pueda concebir a su propio hijo biológico, finaliza The Sun.