Ahora, un suceso casi idéntico aconteció en Lima y recuerda la condición de vulnerabilidad a las que están expuestos los menores de edad en América Latina por la desbordada violencia.

De acuerdo con el diario La República, el pasado sábado, Mirella Alexandra Huamán Santiago, de 22 años y mamá de la pequeña asesinada de 4, de la cual no revelaron su nombre, la dejó a la víctima y a su hermana, de 2, bajo el cuidado de una prima, de tan solo 9 años, para ir a una fiesta.

Sobre las 2 de la mañana, ya del sábado, las 3 menores se presentaron en la casa, ubicada en el distrito Independencia, donde se llevaba a cabo la reunión porque las más pequeñas no podían dormir. La misma Mirella contó a las autoridades que las llevó a la casa y se devolvió a la fiesta, explica el mismo medio.

Desafortunadamente, las niñas no pudieron conciliar el sueño y volvieron a la salir de la vivienda en busca de su mamá y prima, respectivamente. Pero  en el camino se encontraron con el asesino, un joven de 15 años de edad que se ofreció a acompañarlas a donde iban, detalla el rotativo peruano.

Lo siguiente, según se comprobó gracias a una cámara de seguridad de una tienda, es que el adolescente lleva cargada a la víctima en sus brazos. La niña de 9 años, quien había sido encargada por Mirella Alexandra Huamán de cuidarla, trató de alcanzarlos pero no pudo, señala La República.

En la tarde del domingo, 8 horas después de la búsqueda, la menor fue encontrada en un costal con signos de asfixia. Posteriormente, la autopsia decretó que también había sido violada, informa el mismo diario.

La policía de Lima difundió el video, que fue publicado en redes sociales y noticieros locales, en el que se ve al asesino cargando a la niña. La madre del joven vio esas imágenes y fue a identificarlo ante las autoridades, agrega ese medio.

La mujer dijo que no sabía del paradero de su hijo, pero confirmó que sí se trataba de él y que vivían a unos 200 metros de la casa de la menor de 4 años. El ministerio del Interior de Perú informó este miércoles, después de 4 días de búsqueda, que logró la captura del joven y que aunque intentó huir, luego confesó el macabro crimen.

Este terrible suceso movió a los vecinos del distrito Independencia, que casi linchan a Mirella Alexandra Huamán por no ser responsable con el cuidado de sus hijas. “Yo soy responsable, yo la descuidé, esto me da pena”, dijo ante los medios, incluido La República.

María Santiago, abuela de la niña asesinada, expresó que pedirá la custodia de su otra nieta porque tiene miedo que la historia se repita.