De acuerdo con el diario La Voz de Galicia, la madre de los niños y su novio ya habían salido a trabajar y fue el hombre quien olvidó un fogón prendido.

El menor de los hermanos, de 13 años, estaba dormido en el sofá, mientras el mayor, de 15, se estaba bañando. Ninguno de los dos tenía idea de lo que estaba pasando y fue el gato el que reaccionó por la gran cantidad de humo, explica el mismo medio.

El animal se acercó al que dormía y le puso sus patas sobre los brazos para despertarlo. Al darse cuenta de que una sartén se había incendiado y que la cocina estaba llena de humo, salió corriendo hacia el baño para avisar a su hermano y luego salió de la casa para pedir ayuda a sus vecinos, detalla el rotativo español.

El humo llegó hasta la campana extractora de la cocina y, más tarde, los bomberos que llegaron al lugar determinaron que solo hubo daños en esa parte de la casa.

Un par de vecinos fueron atendidos por paramédicos y luego trasladados a un hospital cercano, debido a que inhalaron gases tóxicos producto del incidente, finaliza La Voz de Galicia.