Las autoridades llegaron el pasado martes hasta la casa de Encarnación, ubicada en en Pasadena Drive, luego de que la niña de 11, de la cual no revelaron su identidad, había sido declarada como desaparecida, publica el canal WFLA.

Ahora, el joven de 22 también enfrenta cargos por ocultar la ubicación de un menor, uso ilegal de un dispositivo de comunicación bidireccional, agresión lasciva, delitos que admitió cuando fue interrogado por oficiales de la policía del condado de Hillsborough, indica el mismo medio.

Chris Nocco, alguacil del condado de Pasco, agradeció a varios vecinos de la zona que ayudaron a encontrar a la menor, que se escapó de su colegio el lunes por la tarde para verse con 2 jóvenes. Uno de 17 años y Reginald Clark, de 19, que fueron acusados ​​de interferir en la custodia de la niña, detalla el canal estadounidense.

“En su mente, pensaba que Luis era su novio. Todos sabemos que eso no es real. No es real que un niño de 11 años tenga un novio de 22. Lo que es real es que Luis, este joven de 22 años, actuó como un depredador de esta pequeña”, expresó Nocco, citado por WFLA.

El alguacil además explicó que la niña de 11 años tiene una vida difícil, por lo que entiende la situación y dice que el trabajo no termina con encontrarla, sino que deben ayudarla para que salga adelante.

Su mamá está en la cárcel, su papá no aparece en ninguna parte. Ha pasado de una experiencia infantil adversa a otra. Por eso vuelvo a las personas que están haciendo comentarios groseros. No tienen idea de lo que ha pasado esta chica en la vida”, zanjó.

Por su parte, Ashley Moody, procuradora general de Florida, dijo al canal estar horrorizada con este caso y dijo que la captura de Luis Alberto Encarnación debería servir como una advertencia para los padres de que hay adultos “viviendo entre nosotros que buscarán y atacarán a nuestros hijos”.