“Algunos activistas, demostrando malicia, han ‘hackeado’ la cuenta de Twitter del embajador, utilizando procedimientos despreciables para usurpar” su identidad, señaló la embajada. 

“Condenamos este acto con la mayor firmeza. Hemos informado del incidente a Twitter y nos reservamos el derecho de tomar medidas adicionales”, indicó en un comunicado publicado el miércoles en Londres.

“Llamamos a Twitter a que haga una investigación minuciosa, que tome este asunto muy en serio, esperando que los usuarios de Internet no crean en esta información falsa y la difundan”, añadió. 

Contactado por la AFP, un portavoz de la red social estadounidense rechazó hacer comentarios sobre las declaraciones de la embajada china. 

Liu Xiaoming es uno de los diplomáticos chinos más directos e impetuosos. No duda en conceder entrevistas a la prensa extranjera para defender las posiciones de su gobierno. 

Twitter está actualmente bloqueada en China y la pornografía está prohibida en ese país. Pero, muchos diplomáticos y periodistas de medios oficiales han creado cuentas en la red social en los últimos años para publicar sus opiniones. 

Liu Xiaoming creó su cuenta en Twitter en octubre de 2019. Actualmente cuenta con más de 85.000 seguidores.