Así se evidencia en las fotografías que se multiplican en Twitter denunciando el peligro que esto representa para la curva de contagio de la ciudad, en donde hay más de 18.000 casos confirmados de coronavirus.

“El distanciamiento social durante el pico fue una broma. Durante la suspensión, nuestros carruajes se agitaban. Empeorará ”, dijo un trabajador a The Guardian, luego del cierre parcial de la línea Victoria, que hace parte del sistema.

La aglomeración se dio luego de la instrucción del domingo de Boris Johnson, el primer ministro británico, de motivar a los trabajadores desde este miércoles a ir a trabajar, si no pueden hacerlo desde sus casas, recuerda la BBC.

Aunque se anima a las personas a usar tapabocas durante todo el trayecto, artículo que también deben portar los conductores, la realidad que se vio en los trenes del metro de Londres fue otra: personas sin protección y vagones repletos de gente.

El portavoz del Johnson, sin embargo, aseguró que la TFL, empresa que opera el metro, “no reportó un aumento significativo en la red de Londres esta mañana [miércoles], comparada con los últimos días”, según ITV.

El pasado 27 de abril, cuando comenzó la apertura de algunos sectores económicos en Colombia, imágenes similares se registraron en Transmilenio, en Bogotá.