El hombre relató a esa emisora que la agresión ocurrió el día sábado sobre las 9:30 p.m. (hora local) cuando se dirigía a su casa, en la sexta región, a unas dos horas de la capital Santiago, junto a varios amigos.

Matheus explicó en esa radio que iban detrás de una marcha pacífica y que pasaron al frente de un batallón que queda cerca de su casa en Chile, país al que llegó hace casi un año en “busca de un mejor futuro”.

“Salieron de 8 a 10 militares, me golpearon en la vía pública, (luego) me ingresaron al batallón y ahí me siguieron golpeando, me amenazaron de muerte, me golpearon con el fusil”, detalló el colombiano en Blu.

También explicó que ese día no había toque de queda ni la zona en la que vive estaba militarizada, a pesar de que “ha habido muchos problemas”, publica la emisora colombiana.

Por último, expresó: “Luego me pidieron una disculpa, me dijeron que eso nunca pasaba allá, que había sido un error”, sin embargo añadió en el mismo medio que la actuación de la fuerza pública de Chile es una falta de respeto contra su propia gente y los extranjeros.

Otro colombiano fue víctima de la desatada violencia que se vive en Chile desde el pasado viernes. Aunque las autoridades no han identificado al hombre, se sabe que murió debido a múltiples heridas de bala y, además, el alcalde de Santiago dijo que, al parecer, estaba dentro de un saqueo cuando fue atacado (no se sabe por quién).

El caos que vive Chile deja, por ahora, 11 personas muertas, la mayoría de ellas calcinadas dentro de locales comerciales, más de 1.500 detenidos y más de 400 heridos, entre civiles y uniformados de la policía y el ejército.