Irán protestó este viernes ante las Naciones Unidas por lo que calificó de “violación flagrante” de la ley internacional, después de que los 2 aviones de combate estadounidenses se aproximaran al avión comercial iraní que sobrevolaba el espacio aéreo sirio.

El Comando de Estados Unidos en Medio Oriente calificó la maniobra de “inspección visual” habitual.

Las relaciones entre ambos países están en un punto de tensión que apenas ha decaído desde que el presidente Donald Trump denunció en 2018 un acuerdo sobre el programa nuclear de Teherán que había sido negociado durante años con las principales potencias.

Inicialmente, Irán había acusado a Israel del intento de intercepción del avión de la compañía Mahan Air, que finalmente aterrizó sin problemas en Beirut, su destino final.

Israel y Estados Unidos son enemigos de Irán. El gobierno iraní es un aliado del régimen de Siria —país en guerra desde 2011 y vecino de Israel— así como del movimiento armado Hezbolá en Líbano.

Según el portavoz del ministerio de Relaciones Exteriores de Irán, Abas Musavi, los aviones de combate estadounidenses se aproximaron al avión iraní, que iba de Teherán a Beirut, mientras sobrevolaba Siria.

“Si algo le pasa al avión en su camino de regreso, Irán hará responsable a Estados Unidos”, declaró Musavi, citado por el sitio de la agencia oficial Irna.

Añadió que el mensaje se había transmitido a la ONU, pero también “al embajador de Suiza en Teherán”, que representa los intereses de Estados Unidos en Irán en ausencia de relaciones diplomáticas bilaterales.

En la noche, la televisión pública iraní mostró un video en el que se ve a pasajeros gritando cuando un vuelo de Mahan Air parecía intentar escapar de al menos dos aviones de combate.

El piloto del avión iraní conversó con los pilotos de los dos caza (…) que se presentaron como estadounidenses”, según Irna.

Por su parte, el Centro de Mando de Estados Unidos informó que esta maniobra era una “inspección visual” llevada a cabo por un F-15 estadounidense en una “misión aérea rutinaria” sobre Siria, donde Estados Unidos mantiene tropas.

La “inspección visual” se hizo a 1.000 metros de distancia y de acuerdo “con las normas internacionales”, según un comunicado. “Una vez que el piloto del F-15 identificó el avión como un avión de pasajeros Mahan Air, el F-15 se alejó del aparato”, agregó. 

Una fuente de seguridad libanesa dijo que “un avión iraní que fue interceptado en el espacio aéreo sirio aterrizó en el aeropuerto de Beirut. Hay cuatro heridos leves entre los pasajeros”.

En Siria, los medios oficiales también afirmaron que aviones probablemente de la coalición internacional dirigida por Estados Unidos se habían acercado al avión iraní.