La celebración se llevó a cabo en el jardín de la casa que la familia Mejía-Restrepo tiene a las afueras de Bogotá, que fue decorado con una mesa, algunos bombillos y la fogata.

También hubo pastel, pero no por encargo, sino que lo preparó Guadalupe, la hija mayor de la cumpleañera, con ayuda de ‘Tatán’.

Por eso, en la grabación también hay un cariñoso momento en el que ‘Maleja’ le agradece a su primogénita el haber tenido ese detalle.

Ese momento se dio la noche anterior al cumpleaños de la famosa, pues en su fecha su esposo e hijas siguieron homenajeándola por sus 35 años, aunque también confesó que estuvo un poco nostálgica porque no pudo estar con otros seres queridos.

En el momento en que se refirió a ese tema también aclaró que, de todas formas, está agradecida porque se encuentran bien en medio de la crisis por el COVID-19 y, además, habló de las enseñanzas que le ha dejado la situación que vive el mundo. 

A continuación, la grabación de la cuenta de Instagram de ‘Maleja’ donde mostró parte del festejo con la fogata nocturna y, luego, un video de otro perfil público que recopiló algunas de las historias donde la celebridad se refirió a la nostalgia y agradeció por la vida.

View this post on Instagram

Y así celebro mi vida gratitud 🙏🏽 siempre por como la he aprendido a vivir. Nostalgia por no poder abrazar a quienes están lejos Infinito amor por ustedes que me acompañan y con quienes puedo simplemente ser Les comparto unas palabras de mi hermano @juanrestrepotafur que me llegaron al alma “Qué significa la esperanza cuando todo se derrumba? De qué está hecha, en qué consiste? Ayer, una querida amiga me decía que ya todo estaba perdido, que no había nada que hacer, el fin del mundo había llegado. Yo le respondí que, en realidad, no sabemos. Realmente no sabemos qué va a venir después de esto, no sabemos si continuaremos con vida, no sabemos qué medidas se habrán de tomar. Y le dije después de eso, lo único que tenemos es este momento, este preciso instante. No creo que se lo tomó de buena manera. Después pensándolo un poco, sentí que le pudo haber sonado a un lavado de cerebro medio “new age.” Y puede que sea así, sin embargo… Hay unas palabras del poeta y ancestro zen contemporáneo Gary Snyder que me han acompañado estos días, y tienen que ver con el trabajo, lo que significa el verdadero trabajo. Dice Snyder: “el verdadero trabajo es lo que realmente hacemos. Y lo que nuestras vidas son. Y si podemos vivir el trabajo que tenemos que hacer, sabiendo que somos genuinos y que es real, entonces es correcto. Y este es el trabajo real: hacer el mundo tan genuino y hallarnos nosotros mismos reales dentro de él.” Cuando Buddha se ilumina pronuncia en el final del verso que se transcribe en los sutras la siguientes palabras: “lo que había que hacerse ha sido hecho.. no hay nada más que tenga que hacerse” Y también he pensado mucho en Thoreau y su viaje a los bosques de Walden: “Fui a los bosques a descubrir cuáles eran los hechos básicos de la vida.” Entonces siento la situación en que gran parte de la humanidad se encuentra y reflexiono sobre este verdadero trabajo, lo que hay que hacer. Quizás vas y haces el desayuno a los hijos. Yo me levanto y medito, abrazo al compañero que está al lado. Algunos días veo las noticias de Coronavirus. Hoy hubo que hacer leña para calentar la casa frente al frío que se viene. La cuestión es entonces la calidad de la …..

A post shared by maleja_restrepo (@maleja_restrepo) on