El artista mexicano lleva 4 meses en tratamiento en la clínica Baja del Sol, del célebre exboxeador Julio César Chávez, a donde llegó luego de estar desaparecido por varios meses, escondido en países de Europa y Centro y Suramérica, usando gorras y barba larga para no ser reconocido y viviendo en soledad, según relató a la revista People en Español.

“Poco a poco me fui sumergiendo en el fango oscuro del alcohol y las drogas, viviendo todos los excesos posibles habidos y por haber”, dijo el actor en la publicación, donde también precisó que su proceso de rehabilitación está en su etapa final.

En la entrevista con la revista estadounidense, el protagonista de ‘El señor de los cielos’ señaló que hace 8 meses tocó fondo, situación en la que terminó por las “malas amistades” y por “no tener los pies en la tierra”, con lo cual aludió a que, en medio de la fama y “llevado por las banalidades”, terminó alejándose de sus seres queridos.

“Los buenos amigos ahí están siempre, pero como no tomaban ni estaban en la fiesta ni tenían carros lujosos ni yates ni nada, pensaba que no estaban a mi nivel”, expresó Amaya respecto al momento en que empezó ese “proceso oscuro” que lo llevó a “deteriorarse lentamente” y a no tener “rumbo fijo”.

“Poco a poco empecé con el alcohol, después empecé con otras sustancias y me fui hundiendo […] Sentía que había perdido todo, incluso sentía que mi vida no valía”, agregó en la entrevista.

Según el mismo relato, fue él quien terminó llamando hace 8 meses a su compadre, el cantante mexicano Roberto Tapia, para pedirle ayuda. Fue así como Tapia, junto a Fátima Amaya y Karem Guedimin, la hermana y la mánager del actor, respectivamente, preparó un plan para rescatar al artista del infierno que vivía.

Diciéndole que en Sinaloa le esperaban “proyectos jugosos”, lograron convencerlo para que regresara y, una vez en esa ciudad mexicana, lo internaron en la clínica de rehabilitación.

“Cuando llegó, la verdad no le quisimos decir a Rafa, pero sí llegó un poco sicótico, todavía creyéndose el señor de los cielos. Pero pasaron los días y ahora meses, y la evolución de Rafa ha sido increíble”, dijo el exboxeador Julio César Chávez a la revista norteamericana.

“Hoy siento que tengo el control de mi vida en mis manos, tengo la paz en mis manos. Soy algo nuevo, volví a nacer”, aseveró Rafael Amaya en People en Español, donde también indicó que ya está preparado para volver a la televisión.

En la cuenta de Instagram del actor, donde se puede ver una publicación constante de contenidos hasta el año 2017, el último ‘post’ corresponde a abril de 2018 y es un video promocional de la sexta temporada de ‘El señor de los cielos’.

Cabe recordar que apenas inicia la séptima y última entrega de la saga, estrenada en octubre de 2019, Aurelio Casillas muere (por lo cual Rafael Amaya es uno de los grandes ausentes en  la etapa final de la serie de TV), tal como se muestra en el siguiente video compartido en Twitter: