Fuentes citadas por People aseguran que Kim Kardashian está “furiosa” por el hecho de que su esposo esté contando cosas tan íntimas como la idea de abortar antes de decidir tener a su hija North, la mayor de sus cuatro herederos, como mencionó en su primer evento de campaña para la presidencia de su país.

En trinos más recientes, que recoge TMZ este miércoles, el intérprete de ‘Flashing lights’ no solo mencionó a su núcleo principal, sino que puso en la conversación el nombre de Kris Jenner, la madre y cabeza del clan Kardashian-Jenner, a quien comparó con el líder de Corea del Norte, llamándola Kris Jong-Un.

En los trinos, que ya desaparecieron, Kanye aseguraba que su esposa Kim había querido internarlo para que trate sus problemas de bipolaridad, con ayuda de Kris, y que él ha tratado de separarse de ella desde un encuentro que tuvo la empresaria con el cantante Meek Mill, en donde discutieron sobre una reforma para el sistema carcelario de Estados Unidos, causa que lleva ya años liderando Kardashian, pero en donde, según Mirror, el rapero cree que ocurrió algo más.

“Meek es mi hombre y fue respetuoso… ese es mi perro. Kim estuvo fuera de la línea”, escribió West en la red social.

View this post on Instagram

Not tryna clear no rumors up!

A post shared by Meek Mill (@meekmill) on

Luego de los mensajes de Kanye, una fuente le dijo a Us Weekly que Kim ya está reuniéndose con sus abogados para explorar y hablar de divorcio, por lo que no parece descabellado pensar que el aspirante a la presidencia de Estados Unidos podría quedarse sin primera dama.

El mismo medio afirma que esta no sería la primera vez que Kardashian piensa en la separación, pero que había luchado por su hogar pensando en sus hijos.

Kim Kardashian y Kanye West se casaron en mayo de 2014 en una fastuosa ceremonia en Italia. Once meses más tarde dieron la bienvenida a su primera hija.

El rapero estaría considerando posponer sus planes en la política para el 2024, según otro mensaje que también eliminó de su cuenta de Twitter, pero que recuperó People.