“Quería darles las gracias a todas las personas que han estado comentando y enviando mensajes por las cosas que han pasado, que no han sido tan chéveres, pero que me han demostrado que hay mucha gente muy solidaria”, manifestó.

El comediante también indicó que muchas personas incluso le han dado muchos consejos y ofrecido ayuda después de que anunciara el inicio de us quimioterapia para el mieloma múltiple que le descubrieron hace un mes.

Pero fue la muerte de su madre lo que también suscitó un apoyo masivo hacia él. “Hasta el último momento mi mamá enfrentó esto con demasiada berraquera”, contó. “Se llamaba Blanca Lucía y siempre le mamé gallo con que el diminutivo de Lucía es ‘Lucha’, y ella era mi ‘Lucha’, porque mi mamá, si algo le tocó hacer en la vida fue lucharla, y se fue peleando”, añadió.

“Ahora está descansando. A pesar de que hay un vacío enorme porque uno no supera las cosas de un momento a otro, y está muy fresco todo, tengo en el corazón que está muy tranquila, que descansa y que está orgullosa de lo que hemos hecho”

Volviendo a su condición de salud, prometió seguir contando sus progresos, pero no dejó de reconocer que así como muchos lo apoyaron, otros no estuvieron a la altura. “Estas situaciones sacan lo mejor de uno y lo peor de otros”, dijo. “Sentí unos mensajes muy chéveres, muy bonitos. No faltó pues uno o dos con sus estupideces, pero en este mundo hay de todo, así que eso no me amarga porque eso hace que seamos seres diferentes, que asimismo a partir de esas diferencias tengamos la posibilidad de dar nuestra mejor versión al resto del mundo”, dijo.

Gerly Hassam Gómez Parra, como es su nombre de pila, también extendió el agradecimiento de parte de su familia. “Si no fuera por el público que me ha apoyado pues yo sería simplemente un ciudadano común y corriente haciendo un trabajo normal, pero ustedes lo han hecho público y con ese apoyo han logrado que mi familia también reciba ciertos beneficios”, expresó.

En ese momento reflexionó sobre cosas más profundas, y concluyó que “desafortunadamente en este país todo tiene un precio. Hasta la muerte tiene un precio, porque cuando fuimos a mirar cómo iba a ser todo lo del funeral había opciones y uno se da cuenta que hasta las diferencias mínimas se notan en esos momentos”.

“No estoy triste, estoy todavía asimilando la situación, estoy muy tranquilo respecto a mi salud”, aceptó. “Respecto a mi mamá sé que está tranquila, feliz, se que está descansando (…) Aquí estaré jodiendo la vida hasta que Dios lo permita y hasta que ustedes me aguanten”, concluyó.

“Vamos pa’lante porque no tengo otra opción, sino seguir adelante, molestando. Les prometo que voy a seguir haciendo bobadas, porque es lo único que sé hacer”

Este es el video: