En entrevista con ‘La Red’, Paola —que actualmente está dedicada a la música— contó que sus padres la dejaron abandonada en un hotel de Buga (Valle del Cauca).

Ella añadió que estuvo en 3 hogares de paso del ICBF, y que en el último tuvo una extraña experiencia debido a una madre sustituta.

“Éramos dos niñas y ella (la madre sustituta) nos trataba como si fuéramos niños, del sexo masculino, y nos intentaba vestir como si fuéramos niños”.

Paola indicó al espacio de farándula que esa mujer también las metía a un lavadero, junto a un cangrejo, pero ella no sabe por qué. “Obviamente, gritábamos y llorábamos porque nos daba susto; nos daba muchísimo miedo de que nos fuera a picar, o a morder, o algo”, agregó.

Según su relato, todo cambió el día que conoció a la mujer que la adoptó; esto fue en una celebración de Halloween, luego de que recogieran a todos los niños en los hogares de paso para que festejaran.

Actualmente, el deseo de la vallecaucana es conocer a sus papás biológicos o a algún familiar de sangre.

“Si alguien apareciera, me daría mucha felicidad porque es como saber [que] no estoy sola en el mundo. (…) Yo no vivo con ningún rencor por el abandono”, concluyó.

Este es su testimonio completo: