Según dijo Carlos Vargas, panelista de ‘La red’, son 3 hombres “del medio” los que le han escrito por redes sociales a la esposa de Mauro Urquijo para ‘echarle los perros’ y que todos están casados y tienen hijos, razón por la cual no revelaron el nombre de ninguno.

No queremos dañar el hogar de nadie”, dijo Vargas, aunque la presentadora Mary Méndez lo interpeló y zanjó: “Son ellos mismos los que están acabando con sus hogares”.

La semana pasada, Isler ya le había dicho al programa de Caracol que tenía una lista de hombres que le hacían propuestas indecentes y que pertenecían al mundo de la farándula, además de que algunos habían sido compañeros de su esposo Mauro Urquijo.

Por ello, ‘La Red’ la buscó en su casa en Santa Marta y le pidió pruebas sobre esa denuncia que estaba haciendo para confirmar lo que estaba diciendo. Allí, la mujer trans les mostró chats y les aseguró que con al menos 2 hizo videollamada para confirmar que sí eran ellos.

“Ella sí nos dio el nombre. Nosotros tenemos el nombre del actor y las pruebas. Pero como nosotros no sacamos a nadie sin que quiera, cada quien decide qué contar de su vida. Hemos decidido en un consejo de redacción no decir el nombre”, expresó Vargas.

Ese fue el mismo argumento con los otros dos personajes que quedaron incógnitos, pero que según asegura ‘La Red’, le coquetean a Isler por WhatsApp e Instagram.

“Hola, he visto varios de tus videos. Me encanta como eres y quiero invitarte a Miami. Yo conozco a Mauro años atrás, me gustaría conocerte”, fue uno de los mensajes que recibió por parte de uno de los colegas de Urquijo.

Con otra persona que le escribió por WhatsApp, la conversación se puso más caliente, pero porque Mauro Urquijo le pidió que le siguiera la cuerda al hombre para ver hasta dónde llegaba y estos son algunos de los mensajes:

“Llegué al hotel, me encontré una foto tuya y me tocó hacerme algo por ti”, “Quiero verte tocarte, mándame cositas”, entre otros más.

Por último, Mauro Urquijo utilizó al programa ‘La Red’ para mandar un tipo de amenaza a los hombres que le escriben a su esposa, que en este caso no revelan los nombres pero que en una próxima oportunidad podrían hacerlo.

“No se trata de que usted dijo algo, venga lo acuso. Pero ya hubo un tiempo prudencial para que hubiera ese acto de decir lo siento y no ha pasado nada, es algo que no les ha importado a los que enviaron los mensajes y lo siguen haciendo. Entonces para que no pase con otras personas, pues esperamos que con esto ya cese toda la intención de esta gente”, dijo Urquijo al programa de Caracol.