Sin embargo, fue captada por algunos fotógrafos en la playa del Cabo San Lucas, ubicado en el país azteca; allí paseó con un vestido de baño de color blanco, que dejó al descubierto sus tonificadas piernas y la diminuta cintura que marca sus curvas.

Según informó Quién, la icónica actriz, que se mantiene al margen de las polémicas y mantiene una vida tranquila, tuvo tiempo de almorzar y leer mientras bronceaba su piel.

Estas son las fotografías que fueron compartidas por algunos fanáticos en Twitter:

Infobae agregó que Emma se encuentra de visita en dicho país desde el pasado 2 de junio, y que se estaría tomando este merecido descanso luego de tener un largo e intenso periodo de trabajo como activista. La británica ha sido asesora del Consejo de Igualdad de Género del G7.

Esta no es la primera vez que la artista sorprende a sus seguidores mexicanos, pues el año pasado también visitó sus playas, solo que en aquella ocasión fue vista junto a un empresario, que en ese entonces era su novio.