La imagen muestra a Melina con una falda a rayas y un esqueleto básico negro, que permite apreciar que aunque aún falta camino para recuperar la esbelta figura con la que la conoció el país, va por buen camino.

Y es que el avance que se ve en la tarea de la modelo por recuperar sus curvas, la naturaleza ha hecho un gran (y generoso) trabajo, pues según mencionó ella, esos resultados han sido “sin ejercicio”.

Melina atribuyó sus rápidos cambios solo a la lactancia y preguntó a sus seguidores si les parece que está bajando “rápido o no tanto”.

Instagram @melinaramirez90

Después del nacimiento de Salvador, tanto Melina como Mateo han compartido imágenes del pequeño fruto de su amor en sus cuentas públicas de Instagram, como las que publicamos a continuación, después de una de las últimas tomas que subió Melina cuando aún estaba embarazada.