Daniela se llamaba la bebé, que dejó este mundo por “una muerte súbita”, aseguró el famoso, quien no supo del fallecimiento de su hija sino hasta que llegó a la clínica y la vio en una camilla, pues nadie se atrevió a decírselo antes.

Yo estaba grabando. Recuerdo muy bien que grababa ese día el personaje de Diomedes Díaz y, curiosamente, no lo estábamos grabando en ningún estudio, porque Diomedes estaba preso, en la cárcel de Valledupar, y tocaba hacer una cárcel especial. Entonces, nos fuimos a un lugar recóndito del canal y yo dejé mi celular en vestuario”, rememoró la celebridad, mientras su hermano Enrique agregó:

“Me encomiendan a mí la noticia triste de decirle que la niña ya no estaba con nosotros, que había muerto, ¡pero yo no fui capaz! Lo que hice fue llamar a Luz Amparo Álvarez, que era compañera de él y estaba grabando con él en ese momento, y le pedí que me pasara a Camilo. Él me atendió y le dije que la niña estaba muy grave”.

Al recibir esa noticia según su hermana, Andrea Cifuentes, y su mamá, María Cristina Cortés—, Camilo se fue muy rápido para la clínica y, “después de un tiempo de atravesarse la ciudad, con restos de maquillaje, pensando que la niña todavía estaba viva”, intentó reanimarla, pues además de padre e imitador, su otra profesión es médico.

“[Ya en la clínica] me encuentro con dos primas y les pregunto: ‘¿Dónde está?’. Me dicen [dudando]: ‘En urgencias’. Cuando yo entro, ‘¿qué pasó? Permiso’ eso de que podés entrar tan fácil a un hospital, el portero abrió de una, pues claro todo el mundo sabía, menos yo  y lo primero que encuentro [hace una pausa y llora] es a mi hija en una camilla. Y yo me le tiro y digo: ‘¿Qué pasó? ¿Por qué no la han atendido?’. Cuando me le acerco y la veo morada, y para mí era como si acabara de entrar en paro. Entonces, digo: ‘Está en paro’, y empiezo a resucitarla, a reanimarla”, rememoró Camilo en la entrevista.

“Él, siendo médico, no poder salvar a su hija es terrible. Con la bebé así, la movía y le daba respiración boca a boca. Y nosotros desde acá afuera mirando, eso es terrible”, agregó la mamá de Cifuentes, mientras lloraba.

Sobre lo sucedido, César Escola, jurado de ‘Yo me llamo’, expresó: “No me puedo olvidar del dolor que sufrió [Camilo]”. “Es el día más duro de su vida, sí. Es duro”, agregó la hermana del imitador. 

Mientras tanto, el afectado puntualizó: “Yo sentía que necesitaba vomitar el alma, sacarla de mí… y otra parte de mí quería morirse”, aunque contó que después también entendió que esto fue como una prueba del Altísimo.

“Como que eso me aterriza. Me acuerdo de una canción del señor Ricky Martin, pero escrita por Ricardo Arjona, que se llama ‘Asignatura pendiente’, y pasa esto y digo: ‘Eso es lo que me estaba pasando a mí’. O sea, ‘por andar ocupado en el cielo, me olvidé que en el suelo se vive mejor’ [como dice el tema]. Creo que Dios me puso esa prueba, de aprender algo como eso. Mi segunda nena, para de pronto recapacitar”. expresó.

Lo dicho por Camilo y sus familiares sobre este doloroso momento se puede escuchar desde el minuto 33:43 del capítulo de ‘Se dice de mí’, que compartió Caracol en ‘YouTube’.