El 4 de febrero de 2019, Posada se practicó ese procedimiento médico para controlar las numerosas complicaciones de salud que tenía debido a su peso.

Luego de ello, llegó a bajar 26 kilos, pues pasó de pesar 105 a 70 kg. “Me hice el ‘bypass’ (gástrico) por salud, mas no por vanidad. Tenía el hígado graso, hipertenso, colesterol alto, triglicéridos, ácido úrico, apnea de sueño… Dios mío, qué no tenía”, dijo el cantante de música popular al programa ‘La Red’, de Caracol Televisión.

Sin embargo, su cambio físico sí fue drástico y sus seguidores se empezaron a preguntar si estaba enfermo o hasta consumiendo drogas. “Maestro, se ve enfermo, por favor cuídese”, ese es uno de los cientos de comentarios que le llegan al artista en sus publicaciones de Instagram.

“Me estaba dando depresión porque la gente daba tanta ‘carraca’. No me gusta verme tan flaco, la verdad es que sí perdí mucho peso. Puede ser porque me dejé afectar sicológicamente”, agregó Posada en el mismo programa.

Para acallar esos comentarios y sentirse mejor, el cantante contó a ‘La Red’ que ahora está haciendo ejercicio para tonificar sus músculos y que sigue una dieta estricta para no volver a subir de peso.

A continuación algunas fotos de cómo estaba antes y cómo está ahora:

View this post on Instagram

#tb con 🔙👍 😎@pipebueno

A post shared by Luis Alberto Posada (@posadarecords_) on