Durante los últimos días se conocieron a través de redes sociales las denuncias de varias personas que le tienen arrendados locales a Tostao’, quienes se quejan de que la marca no les ha pagado el arriendo desde marzo.

Ese fue el caso de María Camilo Romero, una mujer que difundió en Facebook lo que están sufriendo sus abuelos, que le arrendaron el primer piso de su casa a Tostao’.

“El predio es de mis abuelos, ellos son adultos mayores que viven de este arriendo. Desde el mes de marzo (inicio de la cuarentena) esta grande empresa no ha pagado arriendo, en un inicio llamaron a mis abuelos, reitero, adultos mayores, a decirles que por favor les condonaran (término legal confuso para mucha gente incluso para mí) tres meses de arriendo y muchas más cosas para confundir a mí abuelo y así poder deshacerse de dicha responsabilidad monetaria pactada en el contrato”, explicó la mujer en una parte de su publicación, que ya ha sido compartido por más de 14.000 personas en esa red social.

“Cuatro meses sin que mis dos abuelos, adultos mayores, no reciben sus únicos ingresos. No quieren entregar el local, no quieren pagar, no quieren hacer nada, que no sea no pagarnos”, concluyó Romero.

Mónica Maya es otra dueña de un local en el que funciona Tostao’, en el centro comercial San Nicolás, de Rionegro. Ella se quejó en la emisora La W de que la reconocida tienda lleva cuatro meses sin pagarle un solo peso por el arriendo del local, lo que la afecta directamente a ella porque por eso no ha podido pagar la administración del centro comercial.

Esa emisora se contactó con Tostao’. La tienda aceptó a través del vocero Pedro Muñoz que sus ventas se han reducido en un 80 % desde que el coronavirus llegó al país y que, dada la crisis económica, prefirieron cumplirles a sus empleados con los sueldos que a los arrendadores de sus locales.

“Como muchas empresas en Colombia, hemos sido víctimas de la pandemia (…) Somos una compañía con flujo de caja negativo. Tener una marca reconocida en el mercado no significa que estemos boyantes“, declaró Muñoz a La W.

Entre tanto, la empresa emitió un comunicado en el que admitió la situación y explicó que el pasado 26 de junio radicó ante la Superintendencia de Sociedades “una solicitud de admisión al proceso de negociación de emergencia de un acuerdo de reorganización con todos sus acreedores, respetando los derechos de los mismos”.

Con ello busca “pagar íntegramente el pasivo de la compañía”. “Tostao’ es una compañía viable y vamos a pagar nuestras deudas”, puntualizó Helder Jacinto, orientador general de la marca.

El texto señala que este proceso “evidencia la viabilidad de la empresa y la continuidad del desarrollo de su objeto social” y por eso, insiste, “se compromete con cada uno de sus acreedores, a que una vez sea admitida por la Superintendencia al proceso de negociación, se comunicará directamente con cada uno de ellos, con el fin de informar cómo se desarrollará el proceso y la definición del pago de las obligaciones pendientes a la fecha”.