La medida, según indica el documento, aplica sin importar la actividad o labor que desempeñe la persona (lo que incluye la conducción de vehículo particular); en caso de no cumplir con esta disposición, las autoridades están habilitadas para imponer la sanción correspondiente establecida en el Código Nacional de Seguridad y Convivencia.

Esto no les ha caído muy bien a muchos habitantes en la capital del país; según pudo evidenciar Red Más Noticias, la Policía no está perdonándoles nada a los conductores que salen sin su protección o la llevan mal puesta.

“Es que yo traía mi tapabocas (con la nariz destapada). Venía con las ventanas arriba y el carro tiene las sillas en cuero. ¿Cómo me van a poner un comparendo? Eso me parece injusto cuando hay gente en la calle que no usa tapabocas”, indicó una ciudadana en el medio.

Para algunos ciudadanos la norma es contradictoria teniendo en cuenta que el vehículo, según ellos, es como la vivienda y no tiene diferencia. “No entiendo, si uno está en la casa y lo ven con el tapabocas abajo, ¿es igualito que en el carro? Qué diferencia hay entre la casa y el carro, es lo mismo”, destacó un ciudadano que se ganó un comparendo por circular con el tapabocas mal puesto en su automotor.

“En el momento nosotros simplemente hacemos el comparendo para que usted se acerque a la inspección”, respondió en el informativo una agente de Policía al hombre que la cuestionó por la sanción.

La alcaldesa Claudia López advirtió hace unos días que la Policía tiene la autoridad para sancionar a quien no cumpla con esta norma, ya que es considerado como “un delito contra toda la ciudadanía”.