La importancia del tema, más allá de que sea pan o no, tiene que ver con que este producto no paga IVA en ese país, mientras que si el amasijo es considerado torta, galleta u otra cosa, sí pagaría el impuesto al consumo, lo cual tendría un impacto directo sobre el negocio, señala el diario británico Independent.

El medio señala que el 10 % del peso de la masa del pan de la cadena de comidas rápidas es azúcar, cuando dicha cantidad de endulzante no puede superar el 2 % para ser considerado pan y que no genere el mencionado impuesto, que en últimas reduciría el precio al que lo adquiere el consumidor final.

El diario británico The Guardian, de otro lado, dice que esto se entiende desde el punto de vista de los impuestos, pero pregunta si un adolescente, grupo objetivo de este tipo de comidas, le importa si tiene mucho azúcar o no, o si es pan o no lo es.

El medio menciona que Subway ofrece panes integrales, que sí son panes, pero que todos son “asquerosos”, mientras que asegura que los “panes no panes, o subpanes” deberían, como dice la corte irlandesa, ser considerados más una torta que un pan.

En Irlanda, según recuerda Forbes Colombia, existe una ley de 1972 que hace una diferenciación de alimentos básicos como pan, té, café y leche, y otros “productos horneados y elaborados”, como de confitería, que sí tienen IVA y se consideran suntuosos.

“De esta manera, otros productos como ciertos tipos de pastas o pastelillos industriales (…), no podrían etiquetarse como alimentos básicos para quedar libres de impuestos”, señala Forbes