Dará este paso en medio de la obsesión que vive Estados Unidos por los Sándwich de pollo, informa CNN, y agrega que, en esta tendencia, KFC puede ir “demasiado lejos”.

La nueva propuesta de la reconocida marca estará en manos de una parte del público estadounidense a partir del 16 de septiembre, agrega ese medio.

Y hace una curiosa precisión: “Los nuevos artículos estarán disponibles solo por un tiempo limitado, aunque KFC no dijo cuándo terminaría ese tiempo. Y todavía no están disponibles a nivel nacional, solo en Norfolk y Richmond, Virginia y Pittsburgh. Notablemente, sin embargo, no están en Kentucky”, estado cuyo nombre hace parte inconfundible de la marca (Kentucky Fried Chicken).

De acuerdo con CNN, los clientes tienen dos opciones. “Una comida de canasta de pollo y donas por 5.49 dólares, que incluye filetes de pollo o pollo con hueso más una dona; o un sándwich de pollo por 5.99 dólares, con una empanada de pollo frito entre dos bollos de donas, la opción mucho más emocionante”.

Ese medio recuerda que KFC también ya ha creado “combinaciones extrañas de sándwich de pollo frito” como un sándwich de pollo Cheetos durante el verano.

Por esa razón, considera que los nuevos sándwich de pollo y donas podrían “no ser el último juego de sándwich de pollo que vemos en KFC”.