Además de Avianca, otras compañías asiáticas y múltiples aerolíneas chinas están en el centro del escándalo por las supuestas comisiones pagadas por Airbus para conseguir contratos, en un escándalo que le ha costado cerca de 3.600 millones de euros en multas a la compañía europea.

En el acuerdo con el que Airbus evitó una condena penal a cambio de las millonarias multas, cuyo contenido fue publicado este miércoles por la Fiscalía Financiera de Francia (PNF), consta que la compañía europea utilizó a un intermediario comercial en Colombia.

A través de ese individuo, prosigue el documento, Airbus obtuvo contratos entre 2006 y 2014 para que le asistiera en las negociaciones con Avianca, que el 30 de abril de 2015 formalizó la compra de 133 aviones de tipo A320 neo, valorados en cerca de 15.000 millones de dólares. Algunos de esos contratos con el intermediario contemplaban el pago de una comisión en función de los resultados, bien por avión vendido, por campaña o con un porcentaje del precio de venta de las aeronaves.

Es a raíz de esas supuestas pruebas que Efromovich se pronunció en rueda de prensa, subrayando que desconoce si alguien de la compañía aceptó sobornos de Airbus para la compra de aviones en el tiempo en que habrían sucedido los hechos, mientras él era presidente de la junta directiva de la compañía, y argumentó que la negociación se hizo sin intermediarios.

“Se hizo una licitación totalmente transparente porque Fabio Villegas (expresidente de Avianca) y yo queríamos conseguir lo mejor para la compañía”, aseguró Efromovich en una rueda de prensa. También insistió en que “cualquier negociación que se tuvo con Airbus, de acuerdos, fue siempre directo con Avianca; obviamente la parte de la compra de aviones era hecha en un alto nivel”.

Sin embargo, en entrevista con Yamid Amat, en CM&, el empresario boliviano reconoció que sabía de la existencia de un representante de Airbus en Colombia: “Yo sí sabía a alguien que tenían en el país, pero nunca lo usamos. Es un agente, un colombiano, o empresa colombiana, no se cuál es el nombre, que sería el que representaba los negocios de Airbus en Colombia”, explicó. “Nosotros nunca utilizamos agentes, intermediarios ni con Airbus ni con Boeing para negociar los aviones. Quien hacía las incursiones era yo con Fabio Villegas”, añadió.

Eso sí, durante la rueda de prensa, en la que también fue enfático al decir que habla a motu proprio y no a nombre de Avianca, señaló que le preguntó a Airbus en 2005: “¿Por qué ustedes tiene un agente en Colombia si nunca hablamos con el señor? Nosotros estamos hablando con ustedes directamente“.

“Si Airbus le pagó algo a alguien fue por imbecilidad, porque no había necesidad”, apostilló.

“Avianca nunca recibió un peso de Airbus de comisiones. Por el contrario, Avianca pagaba por los aviones”, le dijo el exdirectivo a Amat, aunque tampoco descartó que un tercero hubiera podido engañar a la compañía cobrando una comisión sin hacer nada realmente, aunque es algo que ya se sale de la competencia de la compañía: “Si ellos no se dieron cuenta que no lo necesitaban porque ese señor no estaba haciendo nada, y le pagaron una comisión, pues…“, dijo.

La aerolínea colombiana anunció el lunes una investigación interna, para lo cual contrató un bufete de abogados internacional. Sin embargo, Efromovich criticó esa iniciativa: “Si yo fuera Avianca no gastaría esa plata. Yo iría a preguntarle a ellos [Airbus o la justicia europea] que les digan quién es porque [ellos] ya hicieron la investigación. La gente ya confesó”, señaló, aunque acepta que puede que no se revele esa información por reserva del caso.

“Airbus ya sabe [quién fue] y el departamento anticorrupción en Francia también sabe. ¡Pregúntenle a ellos que digan quién es el ladrón que tenemos en la casa!”: Germán Efromovich.