La misiva la publicó el alcalde Daniel Quintero en su cuenta de Twitter, este lunes en la noche, con un mensaje en el que dijo que Alejandro Calderón fue blanco de “todo tipo de ataques plagados de mentiras e imprecisiones” desde que él mismo lo eligió para manejar las riendas de EPM.

Quintero culpó a quienes “intimidaron y presionaron” a Calderón y a su familia, mismo argumento que usó el directivo para explicar una de las razones que lo llevaron a dar un paso al costado.

Después de una sincera conversación con mi familia, y teniendo en cuenta los hechos que hemos vivido, en los que hemos tenido que enfrentar todo tipo ataques o los que he respondió con altura, y que reconozco están asociados a los altos niveles de polarización política que vive la ciudad, he tomado la decisión de no asumir el cargo”, escribió.

Y es que desde el nombramiento que hizo Daniel Quintero, varios medios de comunicación y un sector de oposición a su administración denunciaron supuestas irregularidades en los estudios que cursó Calderón en el exterior, algo que el mismo alcalde salió a explicar con un diploma.

No obstante, desde la revista Semana también se reveló que otra de las presuntas anomalías tendría que ver con un conflicto de intereses que lo llevarían a renunciar al cargo antes de afrontar procesos sancionatorios por parte de los entes de control, pues se dijo que el directivo habría estado vinculado con empresas que resultaron salpicadas por el escándalo de los Panama Papers.

Sobre este tema en específico, el representante a la Cámara por Antioquia Jorge Gómez había dicho que Calderón Chatet “está relacionado, desde 2011, con al menos 4 sociedades ‘off shore’ en Panamá”, y por eso celebró la renuncia al asegurar que “el daño era enorme” para la ciudad.

Además, le pidió al alcalde Quintero que “rectifique el rumbo” de la capital y de la ‘joya’ de la corona: EPM.