Una de las condiciones es que los trabajadores cesantes, dependientes o independientes, hayan pertenecido a la clasificación A y B durante su afiliación a las Cajas de Compensación Familiar, informó el Ministerio del Trabajo en un comunicado.

De igual manera, el subsidio de desempleo cobija a los individuos que no reciban “pensión de vejez, invalidez o sobrevivientes y que hayan realizado aportes a una Caja de Compensación Familiar durante un año continuo o discontinuo, en el transcurso de los últimos 5 años”, agregó la cartera.

Los postulados podrán acceder a aportes al Sistema General de Seguridad Social en Salud y Pensiones de un salario mínimo legal mensual vigente, y recibirán una transferencia de dos salarios mínimos mensuales legales vigentes, divididos en 3 mensualidades, para cubrir sus necesidades básicas, afirmó el ministerio

Asimismo, obtendrán “la cuota monetaria del subsidio familiar para hijos, hermanos en situación de discapacidad o padres dependientes” bajo los mismos términos en lo que se otorgaba y siguiendo las normas del Sistema de Subsidio Familiar, explicó MinTrabajo.

Con respecto a este pago, la entidad aclaró que no se pedirán los certificados de estudio al cesante beneficiario mientras se mantenga la emergencia.

Para que la persona reciba el beneficio, debe acreditar la certificación sobre la terminación del contrato laboral, en el caso de dependientes, o el cese de ingresos, si se trata de independientes, ante la última Caja de Compensación Familiar a la que estuvo afiliado, señaló el comunicado.

También es necesario diligenciar el formulario de postulación al Mecanismo de Protección al Cesante por medios electrónicos. “Para aquellos beneficiarios que no puedan hacerlo por este medio, lo podrán descargar en la página web de la respectiva Caja de Compensación Familiar”, aseguró la cartera laboral.

“Para la acreditación del tiempo de aportes y la categoría del postulante, la Caja de Compensación Familiar validará este requisito contra sus bases de datos. En el evento en que existan aportes realizados a una Caja de Compensación diferente, se le deberá requerir para que certifique lo pertinente, respuesta que debe dar  en un término no superior a 3 días hábiles, dentro de los cuales no se suspenderá el plazo para decidir acerca del reconocimiento o no del beneficio”, dijo el ministerio.

Por otro lado, un cesante puede perder sus beneficios si consigue “una fuente directa de ingresos o realiza una actividad remunerada que renuncie a las prestaciones económicas del Mecanismo” o si “rechaza, sin causa justificada, la ocupación que le ofrezca el Servicio Público de Empleo”.

Eso sí, la entidad resaltó que esto ocurrirá “siempre y cuando [la actividad] le permita ganar una remuneración igual o superior al 80% de la última devengada y no se deterioren las condiciones del empleo anterior”.

Del mismo modo, se pierde el subsidio si el aspirante accede a él a través de engaños o simulación, o si se postula más de una Caja de Compensación Familiar, precisó MinTrabajo en el comunicado.

Hasta el 5 de agosto, se entregaron más de 211.414 subsidios por un valor de 565.888 millones de pesos para ayudar a quienes perdieron su empleo por cuenta de la crisis económica, indicó El Tiempo.