Los impostores envían cartas a los contribuyentes, supuestamente firmadas desde la Secretaría de Hacienda, en las que aseguran que normalizarán sus deudas, informó esa entidad.

No obstante, señala El Espectador, los suplantadores no tienen mayor ingenio, ya que esta modalidad de estafa se ha repetido en varias oportunidades.

El rotativo agregó que, aunque peligroso, el intento de estafa es tan pobre que los criminales ni siquiera ponen el nombre del contribuyente, sino que el campo del destinatario lo llenan con un escueto “Sr. Propietario”.

La Secretaría de Hacienda advirtió que el documento fraudulento se caracteriza por tener una marca de agua que atraviesa la hoja, y que dice “Información Urgente”.

El intento es tan impreciso que al final del mensaje aparecen números de teléfono que no son de la entidad.

La Secretaría recordó que sus comunicaciones oficiales tienen en la parte inferior sellos con la dirección, código postal y teléfonos de la entidad, y al lado derecho incluye el logo de Bogotá Mejor para Todos.

La misma precaución se extiende para cualquier información bancaria sospechosa, e incluso cartas a su correo electrónico en las que le anuncian, con número de cédula y nombre completo, que usted es deudor, por ejemplo, de comparendos de tránsito en Neiva.

La recomendación es que elimine esos correos, no dé clic en ninguno de los enlaces (si los tiene), no llene formularios, no revele información de ningún tipo y no los responda.