El equipo de Bradley se enfrentó contra el Ballymena United por las semifinales de la copa de su país. De hecho, el futbolista abrió el marcador con un golazo al minuto 19, pero el final del partido sería caótico para él.

Su rival empató el encuentro al minuto 94, lo que hizo que la serie se definiera en tiempo extra. Al llegar a esa instancia, Eoin Bradley no pudo contener más la orina y aprovechó la breve charla técnica de su entrenador con el equipo para miccionar en el césped del campo de juego.

Según se aprecia en las imágenes que se replicaron en todo el mundo, el volante se hizo a un lado de sus compañeros y se arrodilló para orinar. Bradley pensó que nadie lo vería, pero lo cierto es que la transmisión televisiva lo enfocó en detalle y su actuar quedó totalmente registrado.

Para rematar, el partido se tuvo que dirimir en una tanda de penaltis en la que el jugador falló su cobro. Finalmente, el equipo de Bradley perdió por 3 a 1 en la definición desde los once pasos, pero el volante hizo que el resultado pasara a un segundo plano para los medios de comunicación deportivos del mundo.

Este es el video del momento exacto en el que el futbolista orina durante el tiempo de extra del partido: