En una entrevista con el programa ‘Fantino a la tarde’, Suárez manifestó que Diego Armando Maradona fue estafado en Bolivia después de jugar un partido de exhibición en el año 2003, cuando su situación financiera no era  buena.

“Lo contrataron en un mal momento. Tuve que ir a buscarlo porque no tenía plata para volver. Lo llevaron para hacer un partido homenaje y no le pagaron un peso. Quedó tirado”, afirmó inicialmente.

El empresario argentino, de igual manera, agregó en el espacio televisivo que al campeón del mundo en México 1986 las personas que lo llevaron a ese país le quisieron pagar con drogas lo que le debían por el juego.

“A Maradona le quisieron pagar con falopa [cocaína], pero no aceptó y por eso lo dejaron botado en un hotel. Me llamó por teléfono desde allá y me dijo: ‘podes venir, no tengo palta para volver’”, relató.

Aunque lo encontró en condiciones bastante precarias, Suárez puntualizó en el programa que esa era la primera visita del ‘Pelusa’ a Bolivia como exjugador profesional y no tuvo nada que ver con Evo morales.

Denuncian que a Maradona lo emborrachaban en su propia casa, hasta balbucear

Mariano Israelit, otro de los amigos cercanos de Maradona, señaló que al exfutbolista argentino lo emborrachaba el primo de Rocío Oliva, última mujer que tuvo el famoso ‘10’, hasta que perdiera el conocimiento para que no tuviera contacto alguno con sus hijas.

“Diego me llamaba para comer un asado. A las 6 llegaban Dalma y Gianinna. Cuando nos queríamos ir, aparecía este sujeto y le decía: ‘Diego, ¿una cervecita?’. A la tercera cerveza, empezaba a balbucear y decía: ‘¿Y ahora qué hago?, vienen las chicas’. Y Charly remataba diciendo: ‘Bueno, ¿abrimos un vino?’”, recalcó.