‘Coco’, como también llaman a Cori, además se convirtió en la jugadora más joven que entra en el cuadro principal de Wimbledon, después de haber ganado el título junior en Roland Garros el año pasado con 14 años.

Lo hizo gracias a una invitación o ‘wild card’ para participar en el torneo de clasificación en Londres, al tiempo que pasaba a distancia algunos de los éxamenes de secundaria de su escuela en Florida. Y todo sin perder un solo set.

El lunes a última hora de la tarde, cuando los asistentes a la primera jornada de Wimbledon se reponían aún de inesperadas eliminaciones como las de Naomi Osaka o Stefanos Tsitsipas, la joven sacó del torneo a Williams, quien ya había conquistado dos de sus cinco títulos en el torneo de Londres antes de que Gauff naciera.

Se convirtió así en una sensación a nivel mundial, pero para quienes ya la conocían esto no es tal vez una sorpresa.

“Gauff no es solo madura físicamente sino mentalmente”, consideró el legendario John McEnroe.

Al final del partido lloró, de emoción, de los nervios, pero después, ya repuesta, admitía ante la prensa sus ambiciones. “Mi objetivo es ganar” Wimbledon, afirmó. “Ya lo he dicho en el pasado: quiero ser la mejor”, agregó, considerando que la vida es demasiado corta para perder el tiempo.

View this post on Instagram

Jusqu’à la prochaine fois…

A post shared by Coco Gauff (@cocogauff) on

Gauff siempre ha agradecido a sus padres por apoyarla en su sueño y darle confianza. Su padre es también su entrenador y nunca ha dejado de creer en ella.

Mi padre me dijo que podría hacer esto cuando tenía ocho años“, explicó. “Todavía no tengo 100 % confianza, pero nunca sabes qué puede pasar”.

Pese a sus sueños de estrellato, su familia le ha enseñado a mantener los pies en el suelo y no olvidar el mundo real y sus problemas sociales.

“Siempre le he dicho, desde que empezamos con esto, que podría cambiar el mundo con su raqueta”, explicó su padre al diario The New York Times.

Así, en la cuenta Instagram de la joven tenista se pueden ver publicaciones conmemorando, por el ejemplo, la abolición de la esclavitud.

Fuera de las canchas, esta adolescente afirma admirar a las cantantes Rihanna y Beyonce, pero Venus y su hermana Serena también han sido evidentemente una gran inspiración para ella. Aunque con mucha madurez y sangre fría no dejó que eso la impresionara a la hora de enfrentarse a la veterana campeona.

View this post on Instagram

x @serenawilliams

A post shared by Coco Gauff (@cocogauff) on

Creo que el cielo es el límite“, dijo de ella la mayor de las Williams, de 39 años, aconsejándole: “diviértete, disfruta la vida, es todo lo que puedes hacer”.

Y de momento, eso es lo que le gusta hacer a ‘Coco’, sin tomarse demasiado en serio. “Siempre estoy contando chistes, haciendo bromas“, asegura.

Y se ríe cuando la gente se toma fotos con ella. “Los profesionales que han estado aquí mucho tiempo se ponen serios”, dice. “Pero yo no puedo evitar reírme, porque es raro que la gente me tome fotos y no sonreír”.