Me encanta la natación, no soy bueno, pero tengo mi traje y andamos en el Lago de Tota; son 12 kilómetros y los cruzamos nadando junto con un amigo”, detalló ‘Nairomán’ en un diálogo, organizado por el diario As, con la apneísta Sofía Gómez. 

La estrella del equipo Arkéa Samsic indicó que al año practica 10 días de natación en aguas abiertas y por eso se apasionó con la disciplina. “Hace 4 años empecé a nadar en aguas abiertas; me encanta, me gusta muchísimo”, añadió. 

Dijo que cuando compró el traje de neopreno, como el que usan muchos profesionales en aguas abiertas, no conocía el método para evitar los roces incómodos. “Cuando estaba aprendiendo a usarlo no tenía la técnica para sacar la cabeza y terminé quemándome un montón el cuello”, agregó. 

El ganador del Giro de Italia y la Vuelta a España está en su casa en Boyacá, pasando la cuarentena por la pandemia de coronavirus, y a la espera de una decisión de la Unión Ciclística Internacional para poder retomar las carreras de ruta próximamente. 

Nairomán’ aseguró, el pasado 21 de abril, que “tienen que hacerse algunas carreras para garantizar la continuidad del ciclismo mundial” y así rescatar las finanzas del deporte.