Nueve años después, el apellido Schumacher regresa a la Fórmula 1: Mick, hijo del siete veces campeón del mundo, Michael, tomará el relevo de su padre en la categoría reina en 2021.

Mick sentirá probablemente la sombra de su legendario progenitor, que disputó su último GP en 2012 y al que no se le volvió a ver desde su accidente de esquí en diciembre de 2013, cuyo estado de salud es una incógnita.

Nacido en marzo de 1999, Mick corre en la actualidad con su apellido paterno pese a que en sus inicios se protegió al inscribirse en karting con el de su madre, Betsch, y más adelante como Mick Junior.

En el anuncio de este miércoles, Mick tuvo palabras para su familia. “También quiero reconocer el papel de mis padres y enviarles mi amor: sé que les debo todo”, comentó en el comunicado de prensa difundido por la escudería estadounidense.

“Ser comparado con mi padre nunca fue un problema”, aseguraba en marzo de 2019, en el momento de su debut en Fórmula 2, la antecámara de la F1.

“También tengo a muchas personas que me han ayudado”, empezando por el omnipresente Sabine Kehm, quien gestiona desde el año 2000 la relación con la prensa de su padre, agregó.

Ese estatus de ‘hijo de’ no es nuevo en la historia de la F1. Pero en todos los casos se hallan presentes las sospechas de favoritismo, y ‘Schumi Jr’ cuenta con el apoyo de Ferrari (que suministra motores a Haas), con la que ‘Schumi Sr’ dominó la F1 durante una década.

“El plan de la FDA (Ferrari Driver Academy, filial de jóvenes de Ferrari) para Mick es verlo progresar con el objetivo de que conduzca un día para la Scuderia”, indicó la célebre marca en un comunicado.

El piloto, de 21 años, es desde 2019 piloto de Fórmula 2, y lidera la clasificación cuando falta una prueba para que termine la temporada, el próximo fin de semana, en Baréin. Debutó en un monoplaza en 2015 en el campeonato de Alemania de F4, antes de ascender a F3 de Europa en 2017 y de conquistar el título en 2018, tras lo que integró la filial de Ferrari y pasó a F2 en 2019.

El nuevo inquilino de la Fórmula 1 probó por primera vez un monoplaza moderno de esa categoría este año, con Ferrari y Alfa Romeo, y tiene también el privilegio de haber dado vueltas de exhibición al volante de los monoplazas que dieron el título mundial a su padre en siete ocasiones: los de 1994, 1995, 2000, 2001, 2002, 2003 y 2004.

No será necesario esperar a 2021 para ver a Mick al volante de su nuevo bólido, pues participará en los ensayos libres 1 del GP de Abu Dabi el 11 de diciembre y en los test de fin de temporada en el mismo circuito de Yas Marina el 15 de diciembre.

En 2021 correrá con otro novato como compañero, el ruso Nikita Mazepin. Ambos sustituirán al francés Romain Grosjean y al danés Kevin Magnussen, cuyos mejores resultados este año han sido un noveno y un décimo puesto, respectivamente.

La dinastía Schumacher en la F1 podría no acabar con Mick: David, el hijo del hermano de Michael, Ralf, corre en F3.