En declaraciones entregadas a la cuenta de Twitter de su equipo, el estratega reconoció que obró mal al tomarse el rostro, como si hubiera recibido un taponazo de la delantera ‘cardenal’ Ivonne Chacón cuando esta sacó el balón de la cancha, pues la pelota ni lo tocó.

“Fue una reacción totalmente absurda, boba. Pero yo no saco excusas de ningún tipo. Me enseñaron que cuando uno la embarra, pone la cara y aprende del error”, señaló inicialmente.

Y agregó que son justas las críticas de las que es objeto: “Tengo bien merecido y al 100 % todo el palo que me están dando. Di papaya y no tengo nada que decir”.

Finalmente, se mostró arrepentido: “Me siento muy mal conmigo mismo porque no soy así. Quiero pedir disculpas porque eso no se hace y espero no volverme a robar el espectáculo por mis malas acciones”.

El compromiso, válido por la segunda fecha de la Liga Femenina Betplay, se disputó en el estadio municipal de Mosquera, Cundinamarca, donde Independiente Santa Fe fue local.

Sin embargo, el pésimo estado del césped, que lucía como un potrero, ocasionó juego fuerte y hasta una expulsión en Millonarios.

En video, el técnico del equipo femenino de Millonarios hablando de su simulación ante Santa Fe: