El incidente se presentó en el minuto 30, cuando el zaguero Christopher Smalling lo tumbó y alcanzó a pegarle en la cara con el brazo.

Messi sangró por la nariz y se le vio afectado el ojo izquierdo; sin embargo, recibió atención médica en plena cancha y pudo continuar jugando. Lo paradójico fue que el juez del compromiso no amonestó al agresor.

La contienda hizo parte de los partidos de ida de la fase de cuartos de final y tuvo como único anotador a Luke Shaw, quien definió en contra.

El duelo de vuelta está programado para el martes 16 de abril y el vencedor de la llave se medirá en semifinales con el ganador de la serie entre Porto de Portugal y Liverpool de Inglaterra.

En video, la agresión a Lionel Messi: