Ramón Jesurún dijo en ‘Planeta fútbol’, programa de Antena 2, que el rediseño de la Copa América lo hicieron entre la Confederación Suramericana (Conmebol) y una empresa que tiene todos los derechos del torneo, aclarando así que la dirigencia local no tuvo nada que ver con que el duelo Colombia-Ecuador haya pasado de Bogotá a Barranquilla.

Y apuntó que el motivo para que la capital de la República se haya quedado como la única ciudad del país que no tendrá al combinado ‘cafetero’ durante el certamen continental se relaciona con los ingresos de taquilla.

“De lo que me he enterado es que El Campín es el estadio más pequeño de los 4 escogidos para Copa y si bien no se ha definido el ingreso de público, fue una variante comercial que tuvieron en cuenta”, expresó el directivo inicialmente.

Y añadió que este criterio se aplica incluso si se permite que solo haya una cantidad reducida de hinchas en las tribunas de cada escenario.

“Aunque haya un porcentaje de espectadores que ojalá nos lo autoricen, ese porcentaje es proporcional a la capacidad de cada estadio. No hay nada distinto a ello en la decisión”, aseveró.

Por otra parte, avisó que está hablando con la Conmebol para que el partido le sea devuelto a Bogotá teniendo en cuenta que una semana antes de la Copa América se jugará la fecha doble de la Eliminatoria suramericana que se debía realizar en marzo, con lo que Barranquilla acogería el cotejo Colombia-Brasil.

Por último, Jesurún señaló que hará gestiones para que se efectúen ensayos de público antes de la Copa América; serían pilotos en el campeonato local o en algún partido de Copa Libertadores.

En audio, las palabras de Ramón Jesurún (desde el minuto 4:49):