“¡Bolsonaro autorizó la Copa América en Brasil! ¿Esto es serio? ¿En medio de la pandemia, la tercera ola, falta de camas y suministros y con vacunación lenta? ¡Increíble!”, trinó Gleisi Hoffmann presidenta del PT.

“Bolsonaro ignoró diversos correos de Pfizer sobre ofertas de vacuna y se demoró meses para comprar las dosis. Pero el mensaje de Conmebol sobre la sede de la Copa, el genocida lo respondió prontamente. Bolsonaro no puede presidir más a Brasil”, argumentó.

Y esto no fue todo, ya que Hoffmann fue más allá al pedir la cabeza de Jair Bolsonaro , que no se ha manifestado hasta el momento.

“En Brasil, con más de 462.000 víctimas por COVID-19, miles de muertes y casos registrados diariamente, Bolsonaro, en un acto de locura, acepta traer la Copa América al país. Este presidente debe ser destituido ya”, cerró la presidenta del PT

Entre tanto, la Conmebol le agradeció a Bolsonaro, al Gobierno y a la Confederación Brasileña de Fútbol (CBF), por “abrir las puertas al que es hoy en día el evento deportivo más seguro del mundo”.

A las críticas del PT, alienado ideológicamente con el presidente argentino, Alberto Fernández, que renunció a que su país albergase todos los partidos de la Copa América por la crítica situación sanitaria, similar a la que atraviesa Brasil, se ha sumado Ciro Gomes, líder del Partido Democrático Laborista (PDT),.

“La cuestión no es que te guste o no te guste el fútbol. ¡Yo lo adoro! La cuestión es no jugar con la vida de los brasileños y no hacer demagogia a cambio de la muerte de inocentes”, expresó en su perfil de Twitter.

Rechazo del partido de Lula a Bolsonaro por Copa América

Acá, los mensaje de la presidenta del Partido de los Trabajadores: