La primera vez que un colombiano ganó una de las 3 'Grandes Vueltas'
  • Compartir
  • Twittear
  • Enviar

    Envíale esta nota a un amigo

    Introduce un correo válido Introduce tu nombre ERROR! Captcha

    Has enviado con
    éxito esta nota a:

La primera vez que un colombiano ganó una de las 3 'Grandes Vueltas'

“Un frío el hijueputa” casi lo deja en Colombia

“Yo no quería ir (a la Vuelta España 1.987) porque me había ido mal en la Vuelta del 85. Fabio Parra se negó a viajar, porque los dos nos acordábamos de que por allá hacía un frío el hijueputa. Pero a mí me tocó ir, a pesar de todo lo que me negué, porque me decían que era la figura del equipo, que por lo menos fuera a hacer kilómetros para prepararme para el Tour, que el responsable iba a ser Martín Ramírez”, contó Herrera en una entrevista con Ricardo Silva Romero que publicó la Revista Soho.

Una llegada sin mucho ruido y la primera semana de aguante

Muchos no lo saben, pero nuestro gran ‘Lucho’ Herrera no llegó como favorito a la Vuelta a España de 1.987; el español Pedro Delgado, el francés Laurent Fignon y el irlandés Sean Kelly eran los favoritos para terminar la carrera con el ‘maillot’ amarillo (ahora es rojo, pero en ese momento era el color que distinguía al líder de la general en La Vuelta). Es más, como contó en la entrevista con Soho, ‘El jardinerito de Fusagasugá’ ni siquiera era el capo de su equipo, Café de Colombia, que le había entregado esa responsabilidad a Martín ‘El Negro’ Ramírez, bogotano que había ganado la Dauphiné Libéré de 1984. 

La primera semana de carrera tuvo dos etapas contrarreloj, el prólogo y la tercera etapa, y a pesar de que Herrera no era buen contrarrelojista, no perdió mucho tiempo y permaneció a menos de tres minutos del líder Kelly.

“La vaina fue que, cuando comenzó la carrera, no quise quedarme en la parte de atrás del grupo mamando gallo. Y, apenas llegó la montaña, me di cuenta de que estaba mejor de lo que me esperaba. Fui descontando los minutos perdidos en el llano”, explicó ‘Lucho’ en la entrevista con Ricardo Silva.

Al llegar las etapas de montaña de La Vuelta, Café de Colombia y Ryalcao Postobón (los dos equipos colombianos que participaron la competición) comenzaron a realizar ataques. En la sexta etapa, cuando llegaron los Pirineos, ‘Lucho’ recortó distancia con el líder al finalizar en tercera posición. Al día siguiente, llegó segundo en la séptima etapa y quedó a 49 segundos del nuevo líder, el alemán Reimund Dietzen, mientras Kelly era segundo.

El momento clave fue en la etapa reina

En la etapa 11 (la reina), entre Santander y Lagos de Covadonga, ‘Lucho’ ganó la etapa sobre un trazado de 179 km. Ese día la carrera transcurrió sin muchos sobresaltos hasta el ascenso a los Lagos; allí Herrera se puso delante del grupo y, mientras vestía la camiseta roja que lo identificaba como líder de la montaña, comenzó a apurar el paso en las primeras rampas. 

Después de Lagos de Covadonga, ‘El jardinerito de Fusagasugá’ asumió el liderato por 6 días consecutivos hasta que llegó la contrarreloj en Valladolid y perdió transitoriamente el ‘maillot’ amarillo con Kelly; Herrera quedó a 42 segundos. No obstante, el siguiente día Kelly sufrió una furunculosis y tuvo que retirarse. De esta manera, ‘Lucho’ recuperó el primer lugar de la carrera y así se mantuvo hasta el final con un tiempo total de 105:43:25 horas. Además, con 174 puntos se coronó como rey de montaña.

Cabe resaltar que ‘Lucho’ fue líder durante más de la mitad de La Vuelta; tuvo la camiseta amarilla por 11 etapas. Así fue la emotiva narración de la llegada a Madrid de Herrera como campeón:

De acuerdo con MundoBici, algunos corredores no le dan la relevancia necesaria a este tema y es por eso que toman la decisión ingerir líquido solo cuando el cuerpo se los pide.  Y si durante la carrera el deportista llega a sentir sed, es porque es demasiado tarde y el cuerpo ya empezó a deshidratarse. Cuando se llega a esta fase, el cuerpo ya ha perdido entre el 1 % y 2 % del agua corporal y muy posiblemente se presentará una disminución en el rendimiento.

NutriResponse explica, por su parte, que la deshidratación es acumulativa. Lo anterior quiere decir que, si el ciclista no se hidrata de manera idónea desde el primer día de competencia y los entrenamientos previos, esto le pasará factura según vaya avanzando la competencia. “Si se producen grandes pérdidas de cloruro sódico durante el ejercicio, el volumen de líquido extracelular se contrae y provoca una deshidratación por reducción de las reservas de sales”, afirma ese portal especializado.

  • Al despertar, tome un vaso de agua para reponer los líquidos que se pierden durante la noche y manténgase tomando los líquidos necesarios a lo largo del día.
  • Hidrátese durante su entrenamiento, preferiblemente cada 15 minutos a lo largo de la rutina de ejercicios y antes de iniciar.
  • Los atletas de alta resistencia, como los ciclistas, tienen la necesidad de consumir sueros de rehidratación durante sus entrenamientos y competencias, especialmente en condiciones calurosas o secas para reemplazar electrolitos perdidos.
  • Conozca sus necesidades individuales; si está deshidratado las soluciones especializadas de rehidratación oral son un buen complemento, ya que gracias a su balance de componentes permiten una efectiva rehidratación.
SIGUE
LEYENDO
Sigue leyendo
imagen Usamos "Cookies" propias y de terceros para elaborar información estadística y mostrarle publicidad personalizada. Si continúa navegando acepta su uso. Más información aquí