En una entrevista con Access Online, el actor aclaró que la teoría mencionada es falsa, pues su menú sí era muy reducido, pero no a ese extremo; él realizó la dieta hipocalórica.

No solo me alimentaba con una manzana al día. Consumía otros vegetales, como lechuga y judías verdes al vapor. No es algo nuevo en mi carrera, y además realicé la dieta bajo la supervisión médica, por lo que está controlado”, explicó el artista.

Además de los alimentos mencionados, el portal también agregó que Joaquin incluía en sus comidas varias frutas y verduras crudas o con elaboración ligera; al día, todo sumaba alrededor de 500 calorías.

Hacer dieta es horrible y un periodo bastante solitario porque es miserable para otras personas y para uno mismo. […] Comer poco me afectó psicológicamete. Uno empieza a enloquecer cuando pierde esa cantidad de peso en tan poco tiempo”, detalló el posible ganador de Óscar, que perdió 23 kilos en el proceso.

Cabe mencionar que Joaquin normalmente lleva una dieta vegana y trata de alimentarse con las frutas y verduras que cosecha en su propio huerto, además de legumbres, frutos secos y semillas.

Es importante tener en cuenta que este tipo de procesos alimenticios deben hacerse bajo la supervisión de un experto, pues son peligrosos no solo para la salud física de la persona, debido a que no solo generaría un sinfín de enfermedades en quien se somete, sino para su estabilidad mental; podría desarrollarse un trastorno alimenticio.