En una grabación que circula por Twitter se ve a Sundar caminando en medio de una multitud cuando las personas le empezaron a lanzar lechugas en la cara.

Sundar estaba quitándose la lechuga de la boca y del cabello cuando un hombre le toca la cola.

Ante este  hecho, Sundar se voltea rápidamente y le propina varias bofetadas al presunto agresor.

“Me tocó, me di la vuelta y empecé a caminar. Entonces me tocó por segunda vez y fue cuando me volví y le abofeteé“, afirmó Sundar al medio The New Indian Express.

La reacción de la política se viralizó y se convirtió en un ejemplo para otras mujeres en la India.

Cabe mencionar que Khushbu Sundar es una de las líderes en la India de #MeToo, un movimiento internacional contra el acoso sexual, rescató RT en Español.