“Eres un hazmerreír, y el vestido de la última foto no te favorece para nada. Espero que esto ayude”, comentó el internauta en la red social.

Ante este comentario, Chippendal le respondió a George: “¿Por qué sentiste que necesitabas comentarlo?”.

El usuario le contestó: “¿Es horrible, no crees? Parece de una tienda de caridad. Te digo que tienes que madurar, y comprar en algún lugar decente”.

Chippendal decidió publicar la conversación en Twitter, se viralizó y luego de unos días fue contactada por la reconocida tienda de vestidos británica ASOS para que modelara y fuera imagen de la marca.

“He tenido que pellizcarme varias veces para creer que es real. Todavía estoy tan sorprendida de que hayan puesto una foto mía en su sitio web”, comentó la joven al medio Radio 1 Newsbeat, declaración que rescata BBC News.