En las imágenes se ve cómo 4 hombres encapuchados están en una tienda de la cadena O2 y se llevan la estantería que exhibe los teléfonos de alta gama. 

Los peatones que pasaban por el lugar se quedaron atónitos al ver a los delincuentes huir tranquilamente del lugar. 

De acuerdo con RT en Español, los trabajadores del local lograron resguardar a los clientes en un lugar seguro y así evitaron que resultaran heridos. 

El costo del robo estaría valuado en unas 5.500 libras esterlinas (unos 23 millones de pesos), agregó el mismo medio.  

En la cuenta de Twitter, la policía publicó los rostros de los delincuentes captados por las cámaras de seguridad para que las personas los identifiquen y los denuncien.