Mediante un en vivo en Instagram, la joven defendió su actuación racista de la semana pasada y continuó con una actitud amenazante ante quienes la critican por su pensamiento.

“Lo que dije en el metro es mi puta opinión y no me la vais a quitar… Yo estoy en mi país”, dijo la joven mientras se maquillaba ante las personas que seguían el en vivo.

Varios espectadores que escuchaban le reprocharon su evidente racismo, ante ello respondió de manera desafiante y orgullosa: “¿Racista? Mucho, muchísimo”.

Estas palabras, que fueron publicadas en diferentes redes sociales como YouTube, le echan leña al debate que causaron ella y sus 2 amigas al insultar, amenazar y escupir a una pareja latina en el metro de Madrid.

En el video que se viralizó la semana pasada se le escucha a una de las jóvenes gritar: “Eres producto de un condón roto, como en la selva no hay condones”, o “hijo de puta panchito de mierda”.

Por ello, tras ser identificadas, fueron puestas a disposición de la fiscalía de menores de Madrid y acusadas de un delito de odio, sin embargo, tras tomarles declaración, las dejaron en libertad, a la espera de que la investigación determine si son culpables de algún delito.

En una cuenta nueva de Instagram que abrió la joven que redobló su racismo y no se arrepiente del suceso, aseguró que ni ella ni sus amigas escupieron a la pareja latina y que las gotas que se ven en el video es agua que les tiraron.

“Para todos los que me escriben, déjenme en paz, no voy a cambiar la opinión que tengo de hacia los ‘panchitos’. Me da igual que me insulten”, escribió en esa red social.