La mujer, que trabaja como conductora privada, pasó 2 meses vendiendo boletas a 20 reales brasileños (16.800 pesos) para rifar el carro, que cuesta alrededor de 20.000 reales (16,8 millones de peso), informó Globo.

Hace unos días se llevó a cabo el sorteo, en el que Célio Pereira de Carvalho resultó ganador. Margarete aseguró al medio que para ella fue toda una sorpresa cuando el hombre le regresó las llaves del carro:

“La mayoría de personas dijo que devolvería el auto en caso de que ganaran, pero cuando Célio dijo que no se lo quedaría y me entregó las llaves, empecé a temblar de emoción. Estoy muy agradecida”.

Célio, por su parte, manifestó al portal que compró 4 boletos con la única intención de aportar su ‘granito de arena’, y añadió que en ningún momento quiso quedarse con el vehículo.

“Sabía que ella usaba el carro para trabajar, que era su única fuente de ingresos. Cuando compré cuatro boletos, prometí que si ganaba, no me lo quedaría. Mi objetivo era ayudar, y no obtener el premio”, dijo el hombre, según Globo.

Al final, Margarete se sometió a la cirugía y los médicos le extirparon los tumores de su cerebro. Aunque ella cayó en coma en la unidad de cuidados intensivos, despertó poco después. “Dios me devolvió mi vida y el auto, estoy muy agradecida”, comentó la mujer al mismo medio.

A continuación puedes ver un video del emotivo momento en que Célio le regresa el carro a Margarete para ayudarla: