Yuri Vetluguin, un barrendero en la ciudad de Ufa (Rusia), recaudó una buena cantidad de dinero, gracias a las donaciones de las personas que se sintieron mal por su historia.

El reconocido fotógrafo ruso Roman Filippov y amigo del barrendero relató en su cuenta de Instagram que conoció a Yuri cuando eran pequeños y que volvió a encontrarlo varios años después.

Filippov ha subido en su cuenta de Instagram varias fotos de la sesión que le hizo a su amigo al mejor estilo de las mejores revistas de moda e incluso hicieron una portada imitando a GQ.


“Siendo un bebé, Yuri fue dejado en la puerta de un orfanato y allí creció. Tiene un tipo de discapacidad relacionado con trastornos de desarrollo mental, por lo que no está adaptado para llevar una vida independiente. Hasta que mi abuela se hizo cargo de él, prácticamente era un vagabundo”, comentó Filippov en una de las publicaciones.

El fotógrafo contó que el barrendero, debido a su discapacidad, ha sido engañado varias veces por estafadores, llegando a acumular una deuda de casi 700.000 rublos (unos 32 millones de pesos colombianos).

Es por ello que Roman Filippov pidió a todo aquel que se conectara con la historia y le gustaran las fotos, que le donaran algo de dinero. La sesión de Yuri Vetluguin fue todo en éxito en redes sociales y en tiempo récord recaudó el dinero necesario para pagar sus deudas.

Además, la publicación al estilo de portada de GQ, donde el barrendero lleva un vestido negro y gafas, superó los 37.000 ‘me gusta’ en el Instagram del fotógrafo.

“La mayoría de la gente no lo nota, para ellos es solo polvo. Pero él no tiene la culpa de su vida. No todos nacemos en las mismas condiciones ni con las mismas oportunidades. Si tuviera un poco más de suerte ordinaria, podría estar en la portada real de GQ. Después de todo, su bondad y fuerza interior son envidiables”, finalizó Roman Filippov en su Instagram.