De acuerdo con el portal Lad BiblePaul Hampton y Jacqui Heeley, de West Bromwich (Inglaterra), fueron despertados el jueves por una vecina que les avisó que su carro fue completamente desvalijado mientras todo el barrio dormía.

Los ladrones se robaron las 2 puertas delanteras, el capó, la tapa del baúl, todas las llantas y hasta las sillas delanteras. Incluso, asegura el mismo medio, se llevaron los dulces que la pareja había dejado dentro del vehículo.

La policía ya está a cargo del caso, pero por ahora se les está dificultando porque no encontraron ni una huella, pues los delincuentes fueron muy metódicos y usaron guantes de látex, explica el medio británico.

“No solo cortaron los cables de las puertas, sino que también desataron los conectores para evitar dañarlo. Han dejado las partes restantes en perfecto estado”, dijo Paul Hampton, citado por Lad Bible, asombrado por la sofisticación del robo y la profesionalidad de los ladrones “silenciosos”.

Según los cálculos, si la pareja desde dejar su Mercedes tal cual como lo tenía, deberían pagar unas 14.000 libras, es decir un poco más de 63 millones de pesos

“Este es mi quinto Mercedes, los he tenido durante los últimos 15 años. Nunca antes había sucedido algo así. Me desanima conseguir otro. Sería mejor tener un banger de £ 500 para que lo roben. Solo quiero que la gente sepa que esto está sucediendo. Podría haber hecho cosas como poner el auto en la parte trasera de la casa, pero creo que aún habrían hecho lo que hicieron” finalizó Hampton en ese portal.

A continuación, un par de fotos que muestra cómo quedó el carro tras el robo: