De acuerdo con el canal de televisión local WVTR, Schantz iba manejando y cuando vio que el vehículo de enfrente esquivó un objeto tirado en la calle, frenó y pidió a uno de sus hijos que lo recogiera, para que nadie tuviera un accidente.

El objeto resultó ser una bolsa de tela, por lo que pensaron que era basura y la acomodaron en el baúl del vehículo para posteriormente tirarla en un depósito, agrega el mismo medio.

Posteriormente, antes de tirar la bolsa, la abrieron y se dieron cuenta que adentro había otras bolsas de plástico dinero en efectivo. En total había  casi un millón de dólares, es decir más de 3.800 millones de pesos colombianos.

Sin embargo, los Schantz no se sintieron millonarios y llamaron a las autoridades para dar aviso de su descubrimiento. “Volvieron a Caroline y se dieron cuenta de que habían estado dando vueltas con casi un millón de dólares en la camioneta”, dijo el policía Scott Moser, citado por ese canal de televisión.

“Ser tan honestos y estar tan dispuestos a devolver casi un millón de dólares es excepcional por su parte”, agregó el oficial, mientras que Emily Schantz recomendó a las personas que pasen por una situación similar “hacer lo correcto” y devolver lo que no les pertenece, indica WVTR.

La policía investiga el caso y, por ahora, cree que las bolsas pertenecen al servicio postal, cuyo dinero estaba siendo transportado a un banco. Sin embargo, desconocen cómo esa fortuna terminó tirada en el medio de la calle, finaliza el canal.