La escena empieza con suspenso, pues los dos personajes no se han visto frente a frente desde hace varias temporadas, al punto que incluso la reina podría no dudar en ejecutar a su hermano a la primera oportunidad.

Tyrion le dice que no podrá ignorarlo por siempre y ella ni siquiera le da la cara. Él insiste en que quiere lo mejor para Westeros, y ella le responde que simplemente no desea que él obtenga lo que sea que quiere. “¿Ves? Es por eso que no tienes amigos”, responde él a su vez.

Entonces un sonido metálico atrae su atención y todo se retuerce. Elmo asoma en la otra punta de la mesa, se disculpa por interrumpir y se identifica como Elmo de (¿el reino?) Plaza Sésamo.

A continuación comienza a aleccionar a los dos hermanos sobre el respeto y la importancia de escucharse unos a otros cuando hay problemas. Tyrion dice estar dispuesto a aprender y escuchar si su hermana lo está. Muy cerca de lo que sería una reacción real de Cersei (¿o no?), ella reconoce que podría intentarlo.

Al final brindan por su nuevo amigo rojo, y el mensaje de HBO, con Plaza Sésamo, es “El respeto puede unirnos”.

Muchos comentarios suscitó tan atrevido ‘crossover’, pero, lejos de la reacción que se esperaría de la fanaticada más recalcitrante, la mayoría elogia el mensaje e incluso el ascenso del popular muppet en su carrera; de los shows de niños a la serie más épica de todos los tiempos.

Otros aseguran que es el final más tierno que podría tener la serie. ¿Qué opina? Juzgue usted mismo: