Los ciudadanos se quejaron de la similitud de las sirenas, reconocible por la película en la que durante un período de 12 horas se permiten todo tipo de crímenes, informó el medio NME.

Además, la policía de Crowley le había dicho a los residentes que la sirena de toque de queda sería diferente a las sirenas normales. Sin embargo, el jefe de policía, Jimmy Broussard, explicó que no estaba familiarizado con la asociación con “The Purge”, y que el efecto de sonido cambiará.

Algunos usuarios publicaron videos en las redes sociales del escalofriante momento:

El departamento de policía dijo que el toque de queda entró en vigencia porque la ciudad recibió la peor calificación por la rápida propagación del virus. La medida se ha puesto en marcha para intentar frenar la propagación, añadió el mismo medio. 

La declaración dice que la sirena fue utilizada por el Departamento de Policía de Crowley como parte del toque de queda inicial y que no se volverá a utilizar este sonido, añadió NME.