La clave para que cualquier viaje salga más económico es esperar la hora adecuada. Por las mañanas, de lunes a viernes, lo más conveniente es salir más temprano que todos los demás. Es decir, si la mayoría de personas salen de su casa a las 7 a. m. lo mejor es pedirlo unos minutos antes de esta hora, según FayerWayer. 

En la tarde, cuando muchos terminan de trabajar y estudiar, lo mejor es pedir el servicio antes de las 6 p.m. para evitar que el tráfico suba y por lo tanto el precio también, mencionó el mismo medio.

Los fines de semana cambian un poco estos horarios, pues varias personas no trabajan y las horas en las que piden transporte son diferentes. En la mañana, muchos piden este servicio a las 11 a.m. y por eso lo mejor es hacerlo unos minutos antes. En la noche, los usuarios deberían pedirlo antes de las 3 a.m. para que sus viajes sean más económicos

Hay que resaltar que estas aplicaciones usan un sistema que calcula las horas en las que los usuarios piden más transportes en el día y así mismo se calculan los precios de los viajes. Entre más solicitudes tengan los conductores, más caros son los transportes.